Posta

Aquí llegaba las diligencias, los carreros, cocheros y jinetes. Estaban ubicados sobre el camino Real y en las principales vías de circulación del país. Se trataba de lugares de descanso para los viajeros. Eran utilizadas además para aprovisionarse, pernotar, alimentarse y revelar las caballadas.
Tiene un fogón grande en el medio con asador y una gran olla de hierro para hacer la comida. Encima del fogón en el techo tiene un ventilente para sacar los humos y el calor del galpón.
Hay dos camas de piedra para dormir o descansar también se usaba el entrepiso en el que se echaban los jergones, cueros y recados y se dormía. Además servía como depósito de maíz, paja y alimentos para los caballos. Los ladrillos de las paredes de tamaño grande son un elemento a destacar, son de la ladrillera Garolin y cada una pesa entre 8 y 10 kilos.

El techo está formado por una estructura metálica hecha con las vías de vagoneta de la ladrillera Garolín que sostiene las chapas inglesas de una dureza increíble y que datan de hace más de 150 años. En Solís Grande de Maldonado, hacia 1866, estaba situada en la margen izquierda del arroyo y próximo al Paso Real la posta de Don Saturnino Ferreiros. En el lugar funcionaba una pulpería.


compartir en: